Alabama estrena la ley de inmigración más dura de USA

Publicado en por RIDDECK

Alabama estrena la ley de inmigración más dura de todo el país

 

Una ley "draconiana". Una ley que "terroriza a menores". Una ley que viola derechos de los niños, que se opone a sentencias anteriores del Tribunal Supremo y que puede alejar de la educación e incluso de la atención médica a miles de familias indocumentadas. Es la ley de inmigración de Alabama. Y después de que una juez federal admitiera algunos de sus apartados más polémicos, se convierte en la más rigurosa.


Vea el siguiente Video..
El testimonio de los Niños es Desgarrador!.... niños que Sufren por Temor a la Policia de imigracion. sintiendose como Criminales.. niños Discriminados por ser Imigrantes.. niños por tristeza de Dejar la Escuela-.. con miedo a que sus padres sean Apresados.

.

 

 

La denuncia del Departamento de Justicia no consiguió impedir la entrada en vigor de la ley al completo. Con efecto inmediatio, salir a la calle sin un documento de identificación será un delito y los agentes de policía pueden comprobar el estatus migratorio de cualquier persona que sospechen que pueda ser indocumentada. Este último apartado es igual que el de la ley SB 1070 de Arizona y despertó una ola de críticas en todo el país por el riesgo de seleccionar a los sospechosos en función de su raza.

Pero Alabama, como ya contamos este verano, quiso ir más lejos. Las compañías privadas y pequeños empresarios, incluidos los proveedores de servicios de agua y electricidad, así como de recogida de basuras, tienen prohibido contratar servicios si el cliente es indocumentado.

Desde el pasado jueves, las escuelas públicas están obligadas a comprobar el permiso de residencia de los estudiantes y de sus progenitores. Por primera vez una ley de inmigración de Estados Unidos tiene en el punto de mira a menores de edad.



“La nueva ley amenaza directamente a la educación, la seguridad y el bienestar de los menores en Alabama”, condenó Wendy Cervantes, vicepresidenta de derechos del menor en el grupo First Focus. “Normas como ésta convierten a los directores de colegio en policías y desvían los recursos de educación a perseguir a los menores”.

 

Familias separadas

“Nuestra preocupación es que miles de niños que nacieron en este país y que son ciudadanos estadounidenses ahora temen ir a la escuela porque tienen familiares sin documentación. Nuestro error al negar la educación a niños que ahora tienen miedo de ir al colegio es una pérdida para todos”, afirma Linda Tilly, directora de la organización VOICES, en defensa de los derechos de los menores en Alabama.



“Una de las mayores paradojas en el caso de Alabama es que la educación pública está financiada con los impuestos sobre el precio de los alimentos. Cuánto más pobre es una familia, más contribuye a la educación”, afirma Douglas. Los inmigrantes indocumentados contribuyen con impuestos cada vez que adquieren alimentos, argumenta Douglas, pero la ley les niega el acceso a una educación por la que ya están pagando.

 

 


 

 

Para estar informado de los últimos artículos, suscríbase:

Comentar este post